Jorge Armand sobre “La Soledad”

“Yo espero que esta película sea un abreboca o abrir de ojos para algunas personas que no entienden lo que pasa en Venezuela”

La película “La Soledad” del director venezolano Jorge Thielen Armand es una muestra real de la situación económica y social de Venezuela. Una historia basada en la vida del director que plasma en 89 minutos la realidad de personajes cercanos a él mismo, de una manera hermosa que toca el corazón del que la vea. La mayoría de los personajes son familiares o amigos de Jorge, lo que hace de la historia una especie de documental. “La Soledad” relata la historia de José y su familia quién se entera que su mansión será demolida pronto. El miedo y la preocupación de quedar en la calle lo llevan a vivir ciertas experiencias que son el reflejo de muchos en el país. Jorge nos cuenta sobre la creación de está historia.

S: Cada uno de los personajes de la película tienen una relación cercana a ti, ya sea familiar o de amistad. ¿Cómo fue el trabajo con ellos al ser su primera vez ante una cámara y representar su propia historia de una manera natural?

J: Todos los personajes son reales, por ejemplo José y el negro de la película quien es un amigo mio de la infancia. Rosina, su abuela, era la señora que cuidaba a mis bisabuelos que vivían en esa casa, aunque ella no pudo actuar su personaje, entonces la que ves en la película es la tía de José. Todos los personajes están relacionados entre ellos, la hija, es la de verdad, lo mismo que la esposa, y por esa razón las relaciones se dieron fácil. Yo diseñe la película basada en la realidad, en cómo son estas personas, en su carácter y lo que está pasando en su vida actual. Para lograr esa naturalidad empleamos distintas prácticas, una de ellas fue nunca darles el guión, ellos sabían de qué iba la historia, entonces 30 segundos antes de la escena yo les decía de que se trataba la escena, y en ocasiones les decía en secreto a cada uno que iba a pasar, así yo podía capturar reacciones reales. No memorizaron diálogos sino ellos usaban sus propias palabras. También hicimos muchos ejercicios físicos, de concentración. Fue un proceso distinto porque tuvimos que entrenarlos a no actuar sino a estar.

S: “La soledad” es una muestra de lo que está sucediendo en Venezuela y muchas personas podrían identificarse con esta. ¿Cómo crees que la película puede crear un cambio y conciencia en el mundo sobre la crisis en el país? Por ejemplo, como se muestra en la cinta, con la dificultad para encontrar medicina y recibir atención médica.

J: Yo espero que esta película sea un abreboca o abrir los ojos de algunas personas que no entienden lo que pasa en Venezuela, porque la situación es muy compleja y hay demasiadas noticias. Al mismo tiempo Venezuela es un país que no está al frente de las noticias internacionales, de hecho cuando mostramos la película en Venecia mucha gente no tenía idea de que esas cosas estaban pasando en el país. Cada vez que alguien quiere exhibir la película para mi es saber que a alguien le importa lo que está pasando en Venezuela y quiere compartirlo y le parece importante.

S: ¿Qué significó para ti emocionalmente volver a tu tierra, recordar historias de tu familia y encontrarte con el lugar donde viviste?

J: Fue un proceso bastante arqueológico y antropológico porque cuando yo empecé a desarrollar la película en el 2015 yo me fuí a Caracas y volví a la casa por primera vez después de como 15 años. Yo sabía que José y Rosina iban a estar todavía ahí. Yo había ido a Venezuela 3 años antes de eso, y había pasado en el carro por la casa y había visto tras las rejas como todavía había algo de vida.

Cuando supe que mi familia iba a vender la casa, pensé que quería hacer un registro de la historia. Entonces fuí a La Soledad y me encontré con José y yo no sabía cómo era él de adulto porque nos conocimos cuando éramos niños. Entramos a la casa con mi papá y estaba hecha pedazos, todavía quedaban cosas de la familia, como los cuadros y los libros. Los videos y las fotografías fueron cosas que fuí encontrando durante el proceso de preproducción y producción, por eso digo que fue arqueológico porque fui descubriendo estos materiales. Cuando llegó a la casa me encuentro con José, un hombre súper fuerte y nos dimos un abrazo y fue otra vez como cuando éramos niños. Le propuse que quería hacer una película con ellos e hicimos un trailer y logré conseguir el apoyo de La Biennale di Venezia para hacer la película completa.

S: Dos de las historias de la película se basan en la búsqueda de un tesoro de parte de José para y por el otro lado el sueño de su hija de ir algún día a la playa. Aunque solo se logra está última las dos nos muestran cómo algunas esperanzas se pueden lograr. ¿Cómo nacieron estas historias?

J: La búsqueda de las morocotas le habla un poco al rentismo petrolero de Venezuela y de cómo el país depende de explotar lo que tiene, así como este personaje vive en esta casa y cuando la ciudad no le ofrece las soluciones para salir adelante él decide irse por la fantasía y el camino fácil y no solucionar las cosas de raíz. La situación de la playa es muy cómico porque nosotros escribimos el guión y cuando llegamos a Caracas en verdad la niña siempre le preguntaba a los papás que la llevaran a la playa, que está muy cerca de Caracas, como a media hora, pero ellos no van porque es difícil ir sin carro. Por lo menos algo se soluciona en la película, porque nada más se soluciona, por ejemplo no se sabe que va a pasar con la casa, no se encuentran las morocotas, y así está Venezuela, a la deriva.

S: ¿Qué significa para ti llevar la película al Festival Internacional de Cine en Miami y al de Cine en Cartagena?

J: Para mi es un súper logro y una sorpresa muy grata. Hacer una película es súper difícil y como el proceso de convencer a alguien de hacer una película cuando uno no es un director establecido. Estoy super contento por la selección en Miami porque se que van a ver muchos Venezolanos que van a ver la película, igual que en Cartagena. Esta es la primera vez que la presentó a un público latino y va a ser interesante ver las reacciones de los que están más cerca de esa situación. Para Cartagena estoy muy emocionado, van hacer 4 proyecciones de la película, la van a pasar por el programa “Cine de los barrios” y en una universidad. La están tratando como una joya y estoy súper agradecido por esa selección.

Sandra Escallón
Sandra Escallón

Sandra Escallón is a creative professional in the communication field with experience in social media, integrate marketing communication, event planning, blogs, broadcast and journalism. Sandra is passionate about arts, entertainment, culture (Latin culture) and social issues. She is bilingual and have great communication, teamwork and technical skills. Sandra wants to make a difference in the world by focusing in the importance of art and cultural events. She has excellent written and verbal skills.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>