Previous
La moda habla en Madrid de mujeres fuertes que coquetean con la androginia
Cindy Kimberly llegó, vio y venció